Proyecto -/+ 42

Pequeños cambios para adelgazar sin esfuerzo

Es un pensamiento común relacionar el perder peso con tener que hacer un esfuerzo titánico. Nada más lejos de la realidad. Adelgazar sin esfuerzo es posible, simplemente tienes que seguir los pequeños cambios que te voy a proponer en este post.

Bien es cierto que si realizamos una dieta estricta y un plan de ejercicios exigente lograremos resultados más rápido. No obstante, os recuerdo que lo importante es intentar llevar un estilo de vida saludable y siguiendo estos consejos estarás dando los primeros pasos para conseguirlo.

adelgazar sin esfuerzo

Cambios para empezar a perder peso

Este post es ideal para aquellos que quieren empezar a adelgazar, pero que les parece muy complicado. A ellos les aseguro que si siguen estos consejos empezarán a ver resultados. Y si se animan a entrenar un poquito más, les digo que tienen mi rutina para principiantes que pueden hacer en casa en solo 5 minutos.

Camina más para adelgazar sin esfuerzo

Vale, igual es necesario un poquito de esfuerzo, pero andar no es matarse en un gimnasio. Cambios tan sencillos como bajarse una parada de metro/bus antes o aparcar un poco más lejos pueden tener grandes beneficios en nuestro organismo.

Si a esto le añadimos salir a andar una media horita cada día o cada dos, será mucho mejor. Podemos aprovechar estos paseos para escuchar música, la radio, contestar correos… La American Health Association nos dice que deberíamos realizar un mínimo de 10.000 pasos diarios ¿conseguiréis alcanzarlo?

caminar para perder peso

Las escaleras son tus grandes aliadas

De la misma forma que os digo en el punto anterior el movimiento es vida. Por eso, siempre que podamos deberemos intentar subir y bajar por las escaleras. Quizás al principio nos cuesta un poco, pero ya veréis qué gran satisfacción resulta cuando dejas de cansarte por subir unos cuantos pisos.

Si vivimos en un piso muy alto, lo que podemos hacer es subir parte en ascensor y parte por las escaleras. Simplemente tenéis que buscar formas de moveros cada vez más.

Toma agua o refrescos sin calorías

Que no os engañen las etiquetas, la bebida más sana del mundo es el agua. Pero sé que a muchos os parece demasiado sosa y preferís los refrescos. Bueno, si este es tu caso, te digo que puedes seguir tomándolos. Aunque con el paso del tiempo convendría que intentaras tomar solo agua. (Si os consuela ya os digo que yo no lo he conseguido).

Pero una cosa es clara, que los refrescos sean sin azúcar, y a poder ser sin calorías. Ya os conté de los peligros que tiene el exceso de azúcar, pero es que además las bebidas azucaradas tienen una grandísima cantidad de calorías que nos metemos en el cuerpo sin darnos cuenta.

Y no me vengáis con el cuento de que no sabe igual. Todo es acostumbrarse, seguro que después de una semana tomando versiones cero calorías os encantan.

El café es amargo, acéptalo

Me encanta decir una frase: con el café jugamos a ser dioses, intentamos que sea dulce una bebida que es amarga. Los más inteligentes ya lo habréis deducido. Lo que tenemos que hacer es dejar de echarle azúcar al café. Podemos empezar echándole otro tipo de edulcorantes como la sacarina o stevia, pero lo ideal es que terminemos por tomarlo sin aditivos.

Estudios han demostrado que eliminar una simple bolsita de azúcar (16 kcal) de nuestra dieta, puede hacernos adelgazar un kilo al año. Como titulo este post: pequeños cambios para adelgazar sin esfuerzo, porque ¿qué supone un simple azucarillo?

café para adelgazar

Sustituye la bollería por fruta

Ya lo sé ya, así dicho parece muy fácil, pero os voy a dar un truco para hacerlo. Si estáis acostumbrados a tomar dos magdalenas para desayunar, os propongo cambiar una de ellas por una pieza de fruta ¡La que más os guste! Es una forma muy sencilla de cambiar un alimento con más de 120 kcal por otro que tan solo tenga 50.

Come más y mejor

De lo que os digo en el punto anterior quiero saca una conclusión. No os penséis que para adelgazar tenéis que comer menos ¡Todo lo contrario! Tenemos que pensar que alimentos como la fruta y las verduras tienen poquísimas calorías y mucha fibra, lo que nos ayuda a no tener tanta hambre a lo largo del día.

También alimentos como los frutos secos o fuentes de proteína como las legumbres, el pollo, los huevos o el atún (entre muchos otros), tienen este mismo efecto saciante.

¡Y nada más! Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre pequeños cambios para adelgazar sin esfuerzo. Cualquier duda, ya sabéis ponédmela en los comentarios o id a mis redes. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo transparente -/+ 42

¡Sígueme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies