Entrenamiento

Entrenar fuerza para adelgazar

A la hora de emprender la gran aventura de perder peso lo primero que se nos ocurre es “venga, mañana salgo a correr”. Tengo que reconocerlo, fui el primero en cometer este error, y de ahí que quiera hablar del tema. Cuenta la leyenda de que para adelgazar es necesario hacer mucho ejercicio cardiovascular (sobre todo correr) y nos olvidamos del entrenamiento de fuerza para adelgazar.

Fui el primero que focalizó sus esfuerzos en bajar numeritos en la báscula. No obstante, poco a poco he ido corrigiendo mis errores y de ahí que quiera compartir con vosotros mi experiencia. Pensaba que si me ponía a levantar pesas dejaría de perder peso y que volvería a aumentar de volumen, algo que me horrorizaba. No podía estar más equivocado.

Entrenar fuerza para adelgazar

Beneficios entrenamiento de fuerza para adelgazar

Mejora tu salud

Es el principal motivo porque solemos ponernos a adelgazar, junto con el de lucir bien. De ahí que debamos hacer un tipo de entrenamiento dirigido a la mejora de la salud. En nuestro día a día, tener una musculatura entrenada nos hará menos propensos a tener lesiones. Y es que el entrenamiento de fuerza para adelgazar no solo nos hará tener una mejor composición muscular, sino que esta también afectará a nuestros huesos, tendones y ligamentos.

Conservar masa muscular

El segundo motivo (y el primero para algunos) cuando decidimos adelgazar es lucir bien. Y cuando decimos lucir bien es tener un aspecto físico que podría ir en la portada de una revista, no el de un tirillas al que le ofrecerías un bocadillo. Si solo hacemos entrenamiento cardiovascular, lo más común es que parte del peso que bajemos en la báscula sea de músculo, por lo que nunca acabaremos teniendo el físico que estamos buscando.

Entrenamiento de fuerza para adelgazar acelerando tu metabolismo

Si queremos adelgazar, deberemos buscar acelerar nuestro metabolismo para que nos sea más sencillo consumir más calorías. La mayor parte de las calorías que consumimos lo hacemos a través de los músculos. De ahí que aumentar el tamaño de los músculos hará que consumamos más calorías al hacer cualquier movimiento.

Por último, nota importante: el entrenamiento de fuerza no hace falta que sea con pesas. Se puede entrenar con el propio peso corporal: flexiones, dominadas… o con elementos cotidianos como libros o botellas de agua. Así que la excusa de la cuota del gimnasio no vale.

Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre entrenar fuerza para adelgazar. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo transparente -/+ 42

¡Sígueme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies