Nutrición

¿Es malo comer grasa?

No es malo comer grasa. Hala, me encantan estos post que se resuelven rápido. Aunque bueno, ya que me he puesto a escribir, voy a extenderme un poco en esta teoría.

Durante años, los alimentos ricos en grasa eran señalados como los grandes enemigos si queríamos perder peso. Daba igual su procedencia, si tenían grasa, eran malos. Y de allí surgió un boom de alimentos light y 0% que, bueno, igual eran un poco engaño.

¿Es malo comer grasa?

Por comer grasa, no generas grasa

Una de las mayores creencias que circulan por nuestra sociedad es que si comemos alimentos ricos en grasa, nuestro cuerpo va a generar grasa. El famoso ‘de lo que se come se cría’. Pues esta teoría es tan famosa, como falsa.

La grasa de nuestro cuerpo se genera, independientemente de la tipología de nuestra alimentación, por el balance energético del que ya estaréis cansados de escucharme hablar (¿o sería mejor de leerme escribir? Bueno, como sea).

Aunque no comamos nada de grasa, si ingerimos más calorías de las que gastamos, nuestro cuerpo va a acumular esa energía extra en forma de grasa, y así reservarla para cuando pueda necesitarla. Bien es cierto, que es el macronutriente que más calorías nos aporta, de ahí que se recomiende limitar su consumo.

Tipos de grasas

Para no ponerme excesivamente técnico, voy a comentaros los 3 tipos de grasa principales, dándoos los conceptos clave para que sepáis diferenciarlos.

  • Monoinsaturadas: Se las suele conocer como ‘grasas saludables’, y no porque digan “hola” (creo que me he pasado con este chiste), sino porque nos ayudan a desarrollar y mantener las células de nuestro cuerpo. Las encontramos en alimentos como el aceite de oliva o el aguacate.
  • Poliinsaturadas: Son muy interesantes, ya que ayudan a disminuir el colesterol ‘malo’ (LDL). Son consideradas esenciales, ya que nuestro cuerpo no puede sintetizarlas. De ahí que debamos comer alimentos como el salmón o los frutos secos.
  • Saturadas: Parecen ser las grandes villanas, pero nada más lejos de la realidad. Siempre y cuando sean de buena calidad (de alimentos reales y no de ultraprocesados), no debemos que tener nada que temer. Suelen encontrarse en alimentos de origen animal como los huevos o los lácteos.

Bueno, recapitulando, que no es malo comer grasa. Que sí que deberíamos limitarla si nuestro objetivo es perder peso, pero porque eso nos ayudará a comer menos calorías. Y que las malas de la película no son las grasas saturadas, sino las grasas trans, a las que les dedicaré su propio post próximamente.

¡Y nada más! Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre si es malo comer grasa. Cualquier duda, ya sabéis ponédmela en los comentarios o id a mis redes. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo transparente -/+ 42

¡Sígueme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies