Nutrición

¿Por qué es malo el alcohol?

Hola, me llamo Jorge y me he pillado unas borracheras enormes en los últimos años. Por eso sé de lo que voy a hablar en estas líneas en las que voy a intentar explicar por qué el alcohol es malo.

Lo primero de todo me gustaría desmentir todos esos artículos que parece que nos digan que algunas bebidas alcohólicas tienen efectos mágicos son falsos. Mejor dicho, algo de razón tienen, pero nunca van a compensar sus efectos negativos sobre el organismo. Aclarado esto, vamos al lío.

es malo beber alcohol

Razones por las que el alcohol es malo

El alcohol aumenta el riesgo de sufrir obesidad

Pese a no ser la razón principal por la que el alcohol es malo, no podía empezar con otra en este blog.  Ya os comenté en el post de los tipos de calorías, que el alcohol es una fuente enorme de calorías vacías. Además, es bastante común que su consumo nos abra el apetito, de ahí que sean más que comunes los almuerzos y los kebabs a las 5 de la mañana.

Por si fuera poco, solemos juntar este alcohol con refrescos azúcarados. Esto, no solo dispara la cantidad de calorías, sino que también lleva consigo los peligros de tomar un exceso de azúcar libres.

El alcohol altera nuestro funcionamiento cerebral

Siempre se ha dicho que el alcohol mata a las neuronas, pero tengo que aclarar que eso no es cierto. No las mata, pero si daña sus conexiones, ejerciendo un efecto negativo en los neurotransmisores.

Por una parte, aumenta el efecto neurotransmisores inhibidores, lo que provocaría una mayor sedación. Y por otro lado, también disminuye la actividad de los neurotransmisores excitadores, por lo que se altera nuestra capacidad de movimiento y de habla.

Mayor riesgo de sufrir un cáncer

La relación entre un alto consumo de alcohol y un mayor riesgo a sufrir cáncer está más que probado. Los que están más relacionados con el alcohol suelen ser el cáncer de boca, el de faringe, el de laringe, esófago, el cáncer de mama y el de colon.

De hecho, hay estudios que han demostrado que, centrándonos en los dos últimos tipos que he mencionado, demasiado alcohol aumenta hasta en un 7,2% las posibilidades de sufrir cáncer de mama y en un 19% el de colon.

Debilita nuestro sistema inmunitario

Quiero empezar avisando de que existen unas 200 enfermedades de las que se ha descubierto una íntima relación con el consumo de alcohol. Parte de la culpa de ello es que debilita nuestro sistema inmunitario. En un primer momento, reduce la capacidad de hacer frente a las infecciones que tiene nuestro cuerpo.

No obstante, también tiene efectos a largo plazo. De hecho, perjudica a nuestras células responsables de la memoria inmunitaria (células T y B), por las que nuestro cuerpo está más protegido ante enfermedades que ya ha pasado.

El alcohol puede acortar nuestra vida hasta 20 años

De todo lo anterior, ya podemos deducir que el alcohol es malo, pero si necesitáis más razones quizás esta os sirva. Un estudio publicado en la Alcoholism: Clinical & Experimental Research, demostró que un consumo habitual de esta sustancia puede acortar nuestra vida, nada más y nada menos que 20 años.

En este estudio, realizado en Alemania, participaron 4.000 personas y se prolongó durante 14 años. De todos los participantes, 149 se declararon alcohólicos dependientes y ninguno de ellos alcanzó la esperanza de vida media del país germano, reduciéndola en esas 2 décadas. (Que por una parte lo pienso y, joder, es que es prácticamente toda mi vida).

Las P*T*S resacas

Creo que no hace falta que diga los síntomas de una resaca. Son las consecuencias del día después de una buena borrachera. Este malestar se produce debido a que el alcohol produce una disminución del azúcar sanguíneo, irritación estomacal, deshidratación y alteración del metabolismo hepático.

El verdadero problema con el alcohol

El verdadero problema con el alcohol lo encontramos en que está socialmente muy aceptado. Esto ha hecho también que el concepto “beber con moderación” se haya disparado considerablemente. De hecho, vemos como algo normal su consumo prácticamente cada fin de semana.

Todo ello ha hecho que cada vez nos iniciemos en su toma más jóvenes. Actualmente en España, la edad media en la que empezamos a tomar alcohol se sitúa en los 13 años. Como consecuencia, nos encontramos con miles de comas etílicos cada año.

Asimismo, no debemos olvidarnos de que el alcohol es un tóxico, es una droga. Por tanto, igual que un exceso de pizza es muy complicado que nos mate (por poner un ejemplo), pasarnos bebiendo alcohol puede tener consecuencias fatales.

el alcohol es malo

¿Bebo alcohol?

Sí, no lo voy a negar. No obstante, desde que empezó 2018 he limitado considerablemente su consumo. En este tiempo, no me he tomado un solo cubata y únicamente me habré bebido dos o tres copas de vino (máximo) en estos 7 meses.

Por otra parte, lo que sí que sigo tomando es cerveza. ¿Por qué? Simplemente porque me gusta su sabor, al contrario que el de los licores de graduación elevada. Ya no bebo por emborracharme. De hecho, cuando salgo de fiesta voy alternando las cervezas con botellines de agua para mantenerme hidratado durante la noche.

Por eso, con el alcohol os digo igual que en todos los casos. Yo os explico las consecuencias que tiene en el cuerpo y lo que yo hago. Ahora, el resto ya es decisión de cada uno.

¡Y nada más! Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre por qué el alcohol es malo. Cualquier duda, ya sabéis ponédmela en los comentarios o id a mis redes. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo transparente -/+ 42

¡Sígueme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies