Nutrición

Postres saludables ¿Cómo hacerlos?

Cada vez somos más conscientes de que la repostería que encontramos en los supermercados no es lo mejor para nuestro cuerpo. Por eso, es más habitual hacerlos en casa. De esta manera podemos preparar postres saludables sabiendo qué llevan exactamente.

Aun así, si todavía queremos dar un paso allá a la hora de cuidar nuestra alimentación, podemos cambiar algunos de los ingredientes tradicionales por otros más interesantes nutricionalmente. Al final, el azúcar o las harinas y aceites refinados siguen sin ser buenas opciones para cuidar nuestra salud.

De esta forma, además de seguir las recetas, podremos ser nosotros mismos los que creemos nuestros postres saludables e impresionar a nuestros amigos, familia y a nuestro estómago.

Donetes saludables

Cómo hacer postres sin azúcar

Uno de los sustitutos rápidos que se nos pueden ocurrir para sustituir al azúcar pueden ser los edulcorantes sin calorías. Sería una forma rápida de conseguirlo, pero no la más sana.

 

Al final, el problema con los edulcorantes es que nos acaban generando una mayor sensación de hambre. Esto ocurre al estimular la secreción de la insulina y la consiguiente disminución de glucosa en sangre.

Por tanto, la mejor manera de hacer postres sin azúcar sería utilizando fruta. Tanto en su formato fresco como podrían ser los plátanos o deshidratado como los dátiles. Además, por ejemplo con los dátiles podemos hacer una pasta triturándolos con un poquito de agua para que nos cundan más.

Utilizar la leche sin lactosa como edulcorante

A la lactosa, también se la conoce como el azúcar de la leche, ya que está formada por glucosa y galactosa. ¿Qué ocurre en las leches sin lactosa? Pues que realmente no se le quita este disacárido, sino que se le añade lactasa una enzima que lo rompe para que lo podamos digerir mejor.

Para realizar lo que mal conocemos como ‘leche sin lactosa’, lo que hacen es añadir lactasa para romper esa unión entre la glucosa y la galactosa. De este modo, se aumenta su dulzor y podríamos llegar a utilizarla como “””edulcorante”””” en nuestras elaboraciones.

galletas bajas en calorías

¿Qué harina utilizar?

Como ya os expliqué cuando hablé de las harinas sin gluten y las integrales, disponemos de una gran variedad a nuestra disposición. Por tanto no debemos limitarnos únicamente a la harina de trigo blanca de toda la vida.

Básicamente porque es la menos nutritiva de todas. Si queremos utilizar harina de trigo, es más interesante que lo hagamos en su versión integral. ¿Pero por qué ceñirnos solo a esa?

Ahora mismo, podemos encontrar una gran cantidad de harinas diferentes en casi cualquier tienda de comestibles. Con las harinas de almendra, avena (que podemos usar solo los copos) o garbanzo podemos conseguir resultados sorprendentemente deliciosos. También deciros, que no hay por qué utilizar solo un tipo de harina, podemos mezclar varios para darle matices diferentes a nuestros postres saludables.

Elementos grasos para nuestros postres

La grasa más habitual en la repostería suele ser la mantequilla, o la nata o el aceite. Que en sí ninguno de ellos es malo por sí solo (si son de buena calidad). El problema entraría en si además queremos que nuestros postres también sean bajos en calorías.

Para estas situaciones, podemos aprovechar verduras como la calabaza asada, las zanahorias o los boniatos. Pero es que además, la fruta que hemos utilizado para endulzar, también nos va a aportar esa untuosidad que serviría de sustituto de la grasa o, al menos, para reducir la cantidad de la misma. E incluso también podríamos utilizar legumbres como alubias o garbanzos cocidos.

Brownie saludable

¿Por qué podemos sustituir la nata montada?

Antes de que nadie diga nada, aquí me voy a referir a la nata montada para incluir dentro de un postre como podría ser un tiramisú, no a la que le echaríamos por encima a las fresas.

Como he dicho antes, la nata sigue siendo un alimento saludable y que podríamos incluir en nuestros postres. Solo que en vez de endulzarla con azúcar, podríamos hacerlo con esa pasta de dátiles que hemos mencionado anteriormente.

No obstante, si lo que queremos es quitarle calorías al asunto, podríamos hacerlo de dos formas. La forma omnívora, sería montando claras de huevo hasta que queden a punto de nieve (osea, que le deis la vuelta al bol y no se caiga). Pero también tendríamos la opción vegana de este sustituto, que sería montando la aquafaba (el líquido en el que se cocinan o conservan las legumbres), donde encontraremos un aporte mínimo de calorías, al igual que del resto de nutrientes, al ser básicamente agua.

¡Y nada más! Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre cómo hacer los postres saludables. Cualquier duda, ya sabéis, ponédmela en los comentarios o id a mis redes. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies