Nutrición

¿Qué alimentos son buenos y qué alimentos son malos?

Cuando quieres adelgazar, quién no se ha preguntado eso de “¿puedo comer de esto?”. Como a mí sí que me lo han preguntado, pues voy a responder la duda de qué alimentos son buenos y qué alimentos son malos.

Lo primero, dejar de darle vueltas a tarro. Se puede perder peso comiendo de todo. Yo soy la prueba de ello (¡EGOCÉNTRICO! Bueno, es mi blog, os lo podíais esperar). Ahora bien, ya que estáis aquí, os voy a hacer una pequeña guía para cuando os hagáis la pregunta de qué como.

qué alimentos son buenos

Alimentos buenos o nutritivos

Lo que voy a denominar como alimentos buenos, son aquellos que aportan beneficios a nuestro cuerpo y, por tanto, deben suponer el 90% de nuestra dieta.

Esos beneficios que nos proporcionan son, básicamente, los macronutrientes y los micronutrientes. La gasolina que necesita nuestro cuerpo para realizar correctamente todas sus funciones.

Cuando buscamos adelgazar, por supuesto, importan las calorías, pero ya que vamos a comer, que por lo menos la comida que nos metamos en el cuerpo nos aporte algo más.

¿Qué alimentos son mejores para adelgazar?

No os voy a descubrir nada si os digo que las verduras son una maravilla, ya que apenas tienen calorías, están llenas de fibra, que nos hace sentir más saciados, y están cargados de micronutrientes, para evitar enfermedades y hacer que nuestro cuerpo funcione a la perfección.

La fruta también es fantástica. ¿Qué algunas engordan? Bueno, sí, las frutas carnosas como los plátanos, aguacates o los melocotones tienen más calorías que las que son prácticamente solo agua, como sandía, melón… Pero eso no quieren decir que sean malas, simplemente que deberemos reducir un poco su consumo. Y sobre el tema de si tienen mucho o poco azúcar… Bueno, será mejor que primero nos centremos en disminuir los azúcares añadidos. Eso sí, la fruta siempre mejor entera que en zumo.

frutas y verduras

En el apartado de carnes, prácticamente todos los cortes poco grasos son alimentos muy interesantes. Buenas fuentes de proteínas, que nos ayudan a sentirnos más llenos. Sobre todo, si queremos perder peso deberemos optar por la carne de aves como pollo o pavo por su bajo contenido calórico.

Los huevos también son muy buenas opciones. Fuentes de proteína y grasas, pero hay que tener cuidado con la cocción. A la plancha, en tortilla o cocidos mucho mejor que fritos (aunque alguno de vez en cuando puede caer 😜) .

Las legumbres también entrarían en el apartado de alimentos buenos. Cargadas de proteínas vegetales y muy fáciles de encontrar cocidas en cualquier lado. Eso sí, cuidado con los acompañantes; en una ensalada mejor que con chorizo, morcilla y tocino.

Uno de los alimentos con los que más controversia hay son los lácteos, pero no hace falta dejar de tomarlos. Si lo que queremos es perder peso, siempre podemos optar por sus versiones desnatadas o light. Eso sí, debemos tener mucho cuidado con todos los alimentos light y leer bien las etiquetas para asegurarnos de que no nos están engañando. ¡Ah! y eso sí, los yogures sin azúcar por favor, echadle frutas si los queréis más dulces.

También hay una serie de alimentos que en general no son perjudiciales para nuestro cuerpo, pero que no serían recomendables si nuestro objetivo principal es el de perder peso.

pasta

Alimentos buenos, pero calóricos

Aquí entrarían los frutos secos, que nos aportan hidratos de carbono, grasas, proteínas y micronutrientes, pero que por su alto contenido calórico deberíamos restringirlos durante esta etapa. Sin embargo, son alimentos muy interesantes si lo que queremos es ganar masa muscular y un snack mucho más beneficioso que las típicas patatas fritas de bolsa.

Asimismo, también deberíamos reducir los alimentos con gran cantidad de hidratos con gran cantidad de hidratos de carbono. En este apartado entrarían las pastas, arroces, patatas, pan y similares. No es porque sean perjudiciales, es más, son perfectos para la recuperación muscular tras la práctica deportiva. Pero si lo que queremos es perder peso y además no somos muy amigos del ejercicio físico, será mejor que intentemos reducirlos.

El aceite también es un alimento muy calórico que tiene muchos beneficios para nuestro cuerpo. Por eso, no hace falta eliminarlo de nuestra dieta. Eso sí, para una ensalada con una cucharada sopera de aceite es suficiente, no hace falta echarle como si fuéramos a freír la lechuga.

También os digo una cosa que, aunque estos alimentos tengan más calorías que los que había puesto antes, son muchísimo más recomendables que los que vamos a denominar como ‘alimentos malos’. Al fin y al cabo, su alto contenido en nutrientes hará que a nuestro cuerpo le cueste más digerirlos y que la sensación de que estamos llenos nos dure por más tiempo.

Alimentos malos o poco nutritivos

Los alimentos poco nutritivos sí que deberíamos eliminarlos lo máximo que podamos. Alguno de vez en cuando no pasa nada, pero si es una vez al mes mejor que una vez a la semana. Ah, y aviso a los amantes del dulce, esto va a doler.

refrescos con azúcar

Engordar por las bebidas

Los refrescos azucarados son auténticas bombas de calorías. Si lo que queremos es eliminar la sed, el agua fresquita es una maravilla. Pero si le queremos meter un poco de sabor, los refrescos zero siempre serán opciones mucho mejor que sus versiones azucaradas.

Esta igual sorprenda a más de uno: las bebidas para deportistas. “Pero Jorge, si son para deportistas, ¿cómo van a ser malas?”, muy sencillo joven lector, por puro marketing. La mayoría son agua con azúcar y algo de sales minerales. Si lo que queremos es realmente una isotónica será mejor revisar sus ingredientes para saber qué le estamos metiendo a nuestro cuerpo.

Y acabamos con la gran triada de líquidos con las bebidas alcohólicas, que además de una fuente de calorías también lo son de toxinas. Pero eso ya os lo expliqué cuando os hablé de lo que engordan este tipo de bebidas.

Alimentos ‘prohibidos’ para adelgazar

Pasamos ya a los alimentos sólidos con los rebozados. Los alimentos que rebozamos pueden ser muy recomendables, como por ejemplo el pollo, pero cuando le empezamos a añadir que si huevo, que si pan rallado y encima lo freímos en aceite sus calorías se disparan y sus valores nutricionales varían completamente.

Una opción para poder comer rebozados de una manera un poquito (importante matiz) más habitual sería la de cocinarlos en el horno en vez de freírlos. Pero vaya, mejor cambiarlo por otros alimentos.

alimentos rebozados

Y ya que estoy con el tema de los cocinados, mejor las cocciones a la plancha, hervidos, cocidos, asados o incluso crudos. Evitando salsas, sobre todo las de bote que te venden en el super, y frituras. Las salsas de los guisos yo aconsejo quitarlas, pero más por tema de no abusar del pan untando.

Terminamos la sección de salados con los embutidos. Salvo los que simplemente son curados con poca grasa como el jamón, el lacón o el lomo, el resto hay que evitarlos. Tienen un gran contenido en grasa y con un poco pueden hacer que las calorías de nuestra dieta se dispare con facilidad.

Toda la bollería, sobre todo la industrial, aunque nos venga con el cartelito de “sin azúcar” o “con stevia”. Partamos de la base de que si la bollería es casera es mejor que industrial, pero si queremos adelgazar deberíamos optar por dejarla de lado. Como solemos tomarla para desayunar podríamos elegir otro tipo de opciones como un par de tostadas con un chorrito de aceite y un poco de pavo; o si queremos algo dulce os recomiendo juntar en un vaso 40 gramos de avena, con una cucharada de postre de cacao (ni Colacao ni Nesquik, que también son malos) y 120/150 mililitros de agua o leche y meterlo 1 minutito al microondas.

Si sois de los que para endulzar el café utilizáis miel para evitar el azúcar me da que no va a servir. La mayoría de mieles que venden en el supermercado están cargadísimas de azúcares y los beneficios que nos aportaría la miel pura apenas pasarían completamente desapercibidas.

helados

Y voy a acabar con una mala noticia ahora que llega el calor: los helados y sus derivados (milkshakes y similares) también deberíamos alejarlos de nosotros. Son pequeñas bombas de calorías que nos vamos a comer muy rápido, porque sino se derrite claro.

Pero venga, que no quiero que terminéis tristes. En cuanto a los helados hay opciones más saludables como los polos de frutas de Mercadona o los helados de Breyers, que no me han pagado pero ya que hacen una cosa bien me gusta destacarla. Y bueno, igual este verano me animo y os subo una receta de helado saludable.

¡Y nada más! Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre qué alimentos son buenos y qué alimentos son malos. Cualquier duda, ya sabéis, ponédmela en los comentarios o id a mis redes. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo transparente -/+ 42

¡Sígueme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies