Nutrición

¿La sal engorda?

En los supermercados vemos muchos productos ‘sin sal’ o ‘bajos en sal’. ¿Pero para quiénes van dirigidos? ¿Sirven para adelgazar porque la sal engorda? Pues vamos a responder a estas preguntas.

Pues no, la sal no engorda, ni tiene calorías, como la mayoría de las especias que utilizamos para cocinar. Además, mejora el sabor de los platos, por lo que, si no tenemos problemas de hipertensión, no hay motivo por el que no echar sal a la comida.

¿La sal engorda?

La sal y la retención de líquidos

Sin embargo, estoy seguro que más de uno se ha sentido más pesado tras una comida rica en sal. Esto se debe a que el sodio produce cambios en los fluidos corporales, más conocidos como retención de líquidos.

Es la forma que tiene nuestro cuerpo para ajustar los electrolitos de nuestro cuerpo en función de la cantidad de sodio. Por eso, digo que el peso no debe ser el único factor con el que debamos medir nuestro estado físico.

No obstante no debemos pensar que la sal o el sodio son malos. El sodio es un micronutriente que nos ayuda a contraer los músculos, transmitir los impulsos nerviosos y a equilibrar los líquidos del cuerpo.

sal

Riesgos del exceso de sal

Sin embargo, aunque la la sal no engorda, su exceso no es beneficioso para nuestro organismo. Principalmente, el exceso de sal puede provocar hipertensión.

Como os he dicho anteriormente, el sodio tiene un efecto directo en los líquidos corporales, entre los que se encuentra la sangre. Cuando hablamos de la hipertensión, nos referimos a que las arterias, por las que circula la sangre, pierden elasticidad, lo cual dificulta la circulación sanguínea y complica el trabajo del corazón y de los riñones.

Asimismo, puede conllevar una serie de consecuencias como que se disminuye la cantidad de calcio (muy importante para los huesos); puede influir negativamente en algunos tumores; y afectar al aparato respiratorio.

Y, por supuesto, puede afectar al sobrepeso. El exceso de sal nos provoca sensación de sed y si la calmamos con bebidas azucaradas, nos estamos metiendo en el cuerpo calorías extra.

Así que, recapitulando. ¿La sal engorda? No ¿La sal es buena? Sí ¿Cuanta más tomemos mejor? No, hay que consumirla con moderación. Un truco para hacerlo sería no añadirla mientras cocinamos, sino hacerlo después y sólo si la comida nos sabe sosa.

¡Y nada más! Espero que os haya resultado interesante y útil este post sobre si la sal engorda. Cualquier duda, ya sabéis, ponédmela en los comentarios o id a mis redes. Os espero en próximas publicaciones.

¡Hasta pronto majos!

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo transparente -/+ 42

¡Sígueme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies